Comisiones del Bitcoin también van a la alza.

En todas nuestras inversiones en Bitcoins hay algo que debemos tomar en cuenta y pocas veces es mencionado: cada transacción de compra o venta de Bitcoin, como de las otras criptomonedas, tiene una comisión  asociada que cobra la plataforma en donde la realizamos, o la que cambia el dinero de circulación normal (llamado Fiat Currency) por criptomonedas ó viceversa, o es descontada de la cantidad de la transacción por la computadora que registra la transacción en el blockchain.
Por casi todas las transacciones que se realicen con criptomonedas hay que pagar una comisión y esto es algo que debemos saber porque afecta nuestras ganancias. La cadena de comisiones que debemos pagar en nuestras transacciones en criptomonedas comienza cuando compramos una cantidad en Bitcoin. El precio al que lo compramos es ligeramente superior a la cotización actual porque ahí está incluida la ganancia de quien nos vende los Bitcoins.
Después cuando traslademos una cierta cantidad desde la página de compra a la página donde haremos el trading también eso se va a llevar una comisión, y además en la página de Trading cuando compremos una criptomoneda específica usando la cantidad que tenemos en Bitcoin, también eso se va a llevar una comisión, cobrada por la página por realizar la transacción.
Las comisiones más altas se cobran cuando se hace una transacción de compra o venta con el Bitcoin, que precisa de que se grabe el movimiento en el blockchain de la moneda.
La mala noticia es que al mismo ritmo que aumenta el precio del Bitcoin, estas comisiones también aumentan.
El costo de una transacción depende de si escogemos que se realice rápidamente o lentamente en caso de que podamos esperar un tiempo más largo para que se inscriba en el blockchain. En este momento, el costo de una transacción “rápida” (en el término de unos 10 minutos) está por  los 16.46 dólares, mientras que si podemos esperar hasta una hora el costo baja a 12.24 dólares.
La razón por la que una transacción más rápida cuesta más, es que estamos aportando más dinero para pagar al minero que tome la transacción para procesarla, de forma que con una comisión más alta, resulta más atractivo procesarla que las transacciones que den menos comisión, y de esta manera encuentra más rápidamente una computadora que procese la transacción.
Normalmente no estamos completamente al tanto de estos cobros, pero debemos de tenerlos en cuenta porque afectan a nuestras ganancias y a la cantidad que calculamos que deberíamos de tener después de varias transacciones.
Lo que sí podemos tener muy en cuenta es que debido al costo de cada transacción, no es factible hacer muchas transacciones por cantidades muy pequeñas de Bitcoin, es preferible esperar para hacer varias transacciones en una sola para ahorrarnos la comisión que nos cobrarían si hacemos esas transacciones por separado.
Nuevamente le deseamos mucha suerte en sus transacciones con criptomonedas y que éstas le aporten grandes ganancias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *